10 cosas que no debes perderte de Toronto

No pasa nada si admitimos que muchos de nosotros fuimos a Toronto por primera vez sólo porque el curso para aprender inglés estaba a buen precio. Claro, al llegar a la ciudad (que, por cierto, muchos creían erróneamente la capital de Canadá) nos encontrábamos perdidos, sin saber a dónde ir o entretenernos  tras las clases. Como no queremos que os pase eso  os vamos a recomendar algunos lugares de la ciudad que no hay que perderse.

La CN Tower. Quizá es lo más visto de Toronto, aunque sólo sea porque es tan alta que puede observarse desde cualquier sitio. Esta fue la torre más alta del mundo hasta 2007, desde ella se tienen las mejores  vistas de la ciudad; y, además, se ha convertido en lugar de peregrinación de los aficionados a los chistes malos, que no pierden la oportunidad de grabarse recitando ese que dice “¿Qué se ve desde la torre más alta de Toronto? ¡Toronto entero!”.

CN Tower

St James Cathedral Church. Construida a finales del siglo XIX en estilo neogótico, es una joya oculta dentro de la moderna ciudad que puede parecer un anacronismo, pero da cierta sensación de tranquilidad. Se encuentra en el también sereno y coqueto parque St James.

Casa Loma: otro lugar que parece un anacronismo. Se trata de una mansión construida al estilo del castillo de Balmoral (en Escocia) cuya construcción arruinó a su millonario dueño. Hoy es un museo.

Toronto es una de las mayores productoras de cervezas artesanas. De hecho la legislación canadiense se enorgullece de una normativa que protege y fomenta su elaboración; así que si sois aficionados a la cebada y al lúpulo en la ciudad encontraréis numerosas microcervecerías que ofrecen sus excelentes y económicos productos.

Kensington Market. Ahora todas las ciudades tienen un pintoresco barrio multicultural y alternativo lleno de tiendas o cafés. Este es el de Toronto, una zona rodeada de casas victorianas ideal para darse una vuelta y conocer estudiantes de otros lugares.

Probar la poutine: aunque es una especialidad quebequesa, en Toronto encontraréis numerosos puestos de esta sabrosa especialidad consistente en patatas fritas espolvoreadas con queso cheddar y salsa de carne. De acuerdo, es una bomba, pero está buenísima… y un es un excelente acompañamiento para las cervezas caseras.

Pasear por Eaton Centre: de acuerdo, se trata de un centro comercial y está lleno de turistas; pero merece la pena verlo por su magnitud… ¡Y porque en algunas tiendas ofrecen café gratis! Algo que el bolsillo de un estudiante agradece enormemente.

Ver arte callejero en Queen Street: esta calle es prácticamente un museo al aire libre lleno de obras de artistas alternativos. Si os encantan los grafitis este es vuestro sitio. ¡No olvidéis la cámara de fotos!

Dejarte sorprender en Dundas Square: mezclad Picadilly Circus con Times Square y os tendréis esta plaza en la que siempre hay algún tipo de concierto, representación, encuentro o atracción.  Os recomendamos una visita al atardecer: ¡bucólico urbano puro!

Toronto

Visitar la Thomas Fisher Rare Book Library: si sois aficionados al mundo de los libros esta visita es, de verdad, obligada. ¡Se trata de una de las mayores colecciones de libros raros y manuscritos del mundo! Además, os sorprenderá el estilo de su interior, muy a lo Blade Runner.

¿Qué os han parecido estas recomendaciones? No queríamos haceros las típicas, que para eso ya hay otras guías. Por cierto, si conocéis de algún otro lugar de interés en Toronto… ¡no dejéis de decírnoslo!

Share and Enjoy:
  • Print
  • PDF
  • email
  • Google Bookmarks
  • Yahoo! Bookmarks
  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
  • MisterWong
  • del.icio.us
  • Technorati
  • BarraPunto
  • StumbleUpon
  • Digg
  • LinkedIn

Leave a Reply

Remember Me

Lost your password?

[x] close