British Museum, testigo de la historia

Pocos museos del mundo pueden presumir de cubrir la historia del hombre desde sus orígenes, de abarcar un periodo tan extenso como el que va de la Prehistoria hasta nuestros días, y de hacerlo, además, exhibiendo piezas clave de la historia, arqueología, etnografía  y arte universales. Por estas razones el British Museum es una referencia clara de la ciudad de Londres, y uno de los museos más visitados del mundo.

El origen de este museo fue la donación de una colección privada del médico y naturalista Sir Hans Sloane en 1753. Dicha colección constaba de diversas antigüedades, cuadros de Durero y miles de libros y manuscritos diversos.

british

El British Museum se inauguró en 1759 y desde entonces ha ido aumentando constantemente a través de compras y donaciones. Por ejemplo, la victoria británica en la batalla del Nilo, en 1801, permitió incorporar la Piedra de Rosetta, auténtico emblema del museo. Más adelante, en 1816, una donación del conde de Elgin supuso la llegada al museo de los mármoles del Partenón griego, otra de las colecciones más visitadas.

En 1845 cambio de ubicación a su emplazamiento actual en Great Russell Street.  Desde entonces ha sufrido diversas reestructuraciones hasta convertirse en un museo que alberga en su interior más de siete millones de objetos de todos los continentes, aunque no todos se exhiben.  Ante semejante cantidad de piezas que visitar, es bueno tener una pequeña guía para aprovechar bien nuestro tiempo de visita.

Veamos algunos de los ejemplos más destacados:

La Piedra de Rosetta: una de las joyas del museo, la pieza más visitada. Se trata de una gran piedra de granito de 196 a.C hallada en el Delta del Nilo en el s. XVIII.  Es el primer texto plurilingüe antiguo encontrado en tiempos modernos, ya que está inscrito en escritura jeroglífica, demótica y griega. Este hecho ayudó a descifrar la los jeroglíficos egipcios.

Ramses II: fragmento de una estatua egipcia de un templo de Tebas de 1250 a.C, que representa a este faraón.

Tesoro de Nimrud: restos históricos de esta antigua ciudad asiria (850 a. C). A destacar sus relieves y sus esculturas aladas, como el León de Nimrud.

Monumento de las Nereidas: edificio funerario procedente de Turquía, del año 380 a.C. Esta representación de las Nereidas mezcla diseños persa y griego.

Mármoles del Partenón: o mármoles de Elgin. Llegaron a Gran Bretaña a principios del s. XIX. Representan cerca del 38% del conjunto de frisos y estatuas del Partenón que hubo en la Acrópolis de Atenas. Siempre acompañados de polémica y objeto de negoción diplomática entre los gobiernos inglés y griego, que exige la devolución de este patrimonio griego.

british2

Vasija de Portland: recipiente romano en forma de jarrón, del s. I, que representa dos escenas que han dado lugar a numerosas interpretaciones.

Colección de obras de Alberto Durero: dedicada a este artista alemán, destacado exponente del Renacimiento.

Además, señalar la colección de momias egipcias (el museo británico es el más importante dedicado al Antiguo Egipto si exceptuamos el Museo de El Cairo), la colección de porcelana china, la colección numismática, la Copa Warren… La enorme cantidad de atractivos que tiene este museo para el visitante lo hace inabarcable en una sola visita.

Share and Enjoy:
  • Print
  • PDF
  • email
  • Google Bookmarks
  • Yahoo! Bookmarks
  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
  • MisterWong
  • del.icio.us
  • Technorati
  • BarraPunto
  • StumbleUpon
  • Digg
  • LinkedIn

Leave a Reply

Remember Me

Lost your password?

[x] close