El 4 de julio

Todo el mundo sabe qué se celebra el 4 de Julio: el día de la independencia de Estados Unidos. Lo sabemos por multitud de películas que nos han mostrado qué es típico de este día: lanzar fuegos artificiales, organizar barbacoas, luchar contra extraterrestres…

Debido a la gran presencia de lo norteamericano en nuestra cultura popular sabemos qué es la Declaración de Independencia, quién fue George Washington y por qué los americanos se sublevaron contra los ingleses a finales del siglo XVIII. La historia de medio mundo no se podría entender sin lo que hoy se celebra (para bien y para mal). Sin embargo hay bastantes cosas curiosas en torno a la historia de los Estados Unidos de América que no sabemos. Os vamos a contar unas cuantas (y perdonad que estén algo desordenadas… es que tenemos que darnos prisa, que se nos quema la barbacoa).

Los padres de la patria norteamericana firmando la Declaración de Independencia

Los padres de la patria norteamericana firmando la Declaración de Independencia

 

En torno a la independencia de Estados Unidos hay muchos mitos: todos ellos basados en lo novedoso que era que un grupo de revolucionarios decidiesen que el jefe de su estado fuese elegido por votantes. Hay que recordar que en aquella época se estilaban las monarquías absolutas, así que cabría pensar que alguno de los independentistas norteamericanos estaría tentado de crear una para la nueva nación. Se ha hablado mucho de la posibilidad de que a George Washington se le ofreciera encabezar una monarquía y de que este, consciente del esfuerzo de sus compatriotas, declinara la invitación. ¿Pero es cierto?, ¿estuvo Estados Unidos tan cerca de tener familia real? A día de hoy no hay pruebas concluyentes. Quizá todo fuese un mito creado para reforzar la imagen de honradez del primer presidente.

Jorge I de Norteamérica, ¿lo que pudo haber sido y no fue?

Jorge I de Norteamérica, ¿lo que pudo haber sido y no fue?

Algo sí hay cierto: que Estados Unidos hay monárquicos, aunque representan a una parte muy pequeña de la población. Sus argumentos para transformar a la república en una monarquía son variados: la familia real como símbolo inmutable de la nación en lugar de un presidente “de corto recorrido”, la comparación con los países Europeos más “civilizados” como Suecia y Dinamarca, que son monarquías constitucionales… aunque muchos piensan que detrás de este movimiento hay un sentimiento más “superficial” y que sólo se busca el “glamour” europeo que le faltaría a Estados Unidos. Por otra parte está el hecho de que no hay un candidato a la corona estadounidense.

A los escritores de ucronías norteamericanos les gusta mucho especular sobre un George Washington rey e incluso sobre una revolución fracasada. Esas fantasías estuvieron muy cerca de cumplirse si hacemos caso a historia muy popular en Inglaterra según la cual un Mayor del ejército inglés llamado Patrick Fegurson había construido para sí mismo un moderno rifle que en lugar de cargarse por la boca se cargaba por una ranura situada sobre el gatillo (muy similar a los fusiles de hoy), lo que le aseguraba tener mucha rapidez a la hora de cargar y más precisión en el tiro. Pues bien, este Mayor fue destinado a sofocar la revuelta norteamericana. Según sus diarios un día tuvo a tiro a un oficial rebelde, pero como consideraba una falta de caballerosidad apuntarle con su rifle ultramoderno, le dejó pasar de largo: al parecer aquel oficial que escapó gracias a la moral de Ferguson fue el mismísimo George Washington.

Ahora que sabemos que Estados Unidos es un país por entero nos llama la atención un detalle de su historia: el de la República de Texas. Sí, el que muchos tienen por el más estadounidense de los estados fue una república independiente entre el 2 de marzo de 1836 y el 29 diciembre de 1845. Nació tras una guerra entre la provincia de Texas y México y se extendía por parte del norte de México y la zona de lo que es hoy Colorado, Kansas, Nuevo México, Oklahoma y Wyoming. Tras muchos litigios y desacuerdos acabaría formando parte de la unión en 1845… aunque todavía hay texanos que no reconocen la anexión.

Mapa de lo que fue la República de Texas

Mapa de lo que fue la República de Texas

Estos son sólo algunas cosas curiosas de la historia de Estados Unidos, pero hay muchas más, que os invitamos a descubrir. Todas ellas sirven para entender que se celebre la independencia y unión de un país como este, al que ser una nación le ha costado lo suyo.

Share and Enjoy:
  • Print
  • PDF
  • email
  • Google Bookmarks
  • Yahoo! Bookmarks
  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
  • MisterWong
  • del.icio.us
  • Technorati
  • BarraPunto
  • StumbleUpon
  • Digg
  • LinkedIn

Leave a Reply

Remember Me

Lost your password?

[x] close