Eso de conducir por la izquierda…

Nunca faltará alguien que, tras escuchar alguna noticia sobre alguna excentricidad británica exclame eso de ¿qué se puede esperar de un país en el que conducen por la izquierda? Quizá habría que explicar al que dice eso que en realidad hay muchos países en los que se circula en ese sentido: Australia, Japón, Jamaica, Irlanda… incluso en España se condujo por la izquierda durante los primeros años del siglo XX, pero tampoco vamos a ponernos exquisitos.

El caso es que circular por el lado desacostumbrado puede ser fuente de extrañas situaciones. Por ejemplo, hace poco leíamos en una revista un artículo en el que un español residente en Inglaterra mencionaba que la primera vez que fue de copiloto a través del país sintió extrañeza pues yendo de copiloto a la izquierda “parecía que el coche se movía solo”.

Avisamos: las matrículas tampoco se leen de derecha a izquierda

Avisamos: las matrículas tampoco se leen de derecha a izquierda

Esto no pasa de ser anecdótico; pero nos hemos encontrado con un par de casos que casi provocan un accidente. Por respeto a sus despistados protagonistas no vamos a decir sus nombres.

Por ejemplo:  uno de nuestros compañeros, fumador empedernido, dijo que casi arma una buena cuando se encendió un pitillo. Comenzó a conducir con la mano derecha en el volante mientras con la izquierda sujetaba el cigarro pues estaba acostumbrado a los coches españoles y a tirar la ceniza por el hueco de la ventanilla. Claro, sacudió la ceniza sin darse cuenta de que esta, ardiente y sucia, caía en los pantalones de su británico suegro. Afortunadamente el buen señor entendió que todo se debió a un “conflicto cultural”.

Otra compañera pudo tener un aparatoso golpe cuando quiso mirar por el espejo retrovisor. Si hubiese estado en España, hubiese visto a los coches que tenía detrás al alzar la vista hacia la derecha. Sin embargo estaba en Londres y lo único que pudo ver fue la parte de arriba de la puerta.

Aunque uno sea diestro de toda la vida otro conflicto tiene lugar con el cambio de las marchas: no sería la primera vez que un conductor español se hace un lío con su posición, cree que la palanca de cambios también va de una manera invertida y acaba metiendo reversa en lugar de primera por pasarse de listo. Lo mismo ocurre con los pedales… ¡tienen la misma posición que en la Europa continental!

Eso sí, lo que está cambiado “de sitio” es el carril lento, el de las incorporaciones… no se os ocurra ir a 80 km/hora por la derecha. Tendréis una multa y varias maldiciones de conductores apresurados.

En caso de duda, tome el Underground

En caso de duda, tome el Underground

Muchos compañeros que han tenido una experiencia de conducción totalmente british, en resumen, recomiendan lo mismo: tener paciencia y precaución, llevar un buen GPS, conducir sólo de día… ¡y procurar que nuestro copiloto tenga un carnet de conducir! Por lo que pueda pasar.

Share and Enjoy:
  • Print
  • PDF
  • email
  • Google Bookmarks
  • Yahoo! Bookmarks
  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
  • MisterWong
  • del.icio.us
  • Technorati
  • BarraPunto
  • StumbleUpon
  • Digg
  • LinkedIn

Leave a Reply

Remember Me

Lost your password?

[x] close