Las recetas francesas más fáciles

La gastronomía francesa es una de las más populares, reconocida en todo el mundo por su gran calidad, variedad y refinamiento. Sin embargo no todas las comidas francesas tienen una elaboración complicada o cara. Vamos a repasar unas cuantas recetas francesas muy sencillas, y rápidas de cocinar, que pueden dejar completamente satisfecho nuestro paladar y haceros viajar con el gusto a Francia:

Vichyssoise: una de las recetas francesas más internacionales. Se trata de una crema elaborada con puerro, cebolla, patata, leche y nata. Se sirve fría en un plato hondo o un cuenco.

vichyssoise

Ensalada Niçoise: muy apetecible como plato principal, sobre todo en verano. Todo un clásico, procedente de Niza, donde se preparaba sólo con vegetales crudos. Se elabora con verduras frescas crudas (tomates picados, pimientos troceados…), alcaparras,  huevo duro, anchoas y atún.  Añadimos aceite de oliva y albahaca fresca.

De esta ensalada deriva el bocadillo Pan-bagnat, delicioso, que se prepara con un panecillo redondo.

Pescado Meunière: una receta de origen francés y de preparación rápida y sencilla. Filetes de pescado (por ejemplo, lubina), previamente bañados en jugo de limón, enharinados y fritos, servidos con una salsa con mantequilla, con perejil  y jugo de limón. Puede acompañarse con arroz blanco y verduras al vapor.

Pay de Poro: pastel hecho al horno a base de pasta, con una mezcla de puerros, huevos batidos, queso y mantequilla.

Pain perdu: dulce típico de Pascua, es el equivalente a las torrijas españolas, hecho con rebanadas de pan pero con la diferencia de que en su elaboración utiliza mantequilla en vez de aceite, y vainilla en lugar de canela.

Ratatouille: una receta muy extendida por todo el mundo, además de muy saludable. Es un plato a base de berenjenas, ajo, tomate y otras verduras, parecido al pisto que se elabora en nuestro país.

Fricasé cremoso de vegetales: una receta de vegetales variados (zanahorias, champiñones, espárragos…), que se cocina en un caldo con sabor a estragón y se sirve con pan integral.

Fondue de queso: la receta de la camaradería, ya que todos los comensales comparten el mismo recipiente. Consiste en calentar varios tipos de queso (por ejemplo, gruyere con vacherin o emmental…) hasta derretirlo, en una olla de founde con vino blanco aromatizado. Los comensales se valen de un pincho metálico de 2 ó 3 puntas para introducir los trozos de pan. También existen las foundes de carne y de chocolate.

fondue

Crêpes: para terminar, otra especialidad de origen bretón mundialmente famosa y que se sirve a diario en Francia y en muchos otros países. Bases hechas de harina, huevo, leche, mantequilla y azúcar, en forma de disco cocinado por las dos caras, que se sirven con ingredientes dulces o salados.

Share and Enjoy:
  • Print
  • PDF
  • email
  • Google Bookmarks
  • Yahoo! Bookmarks
  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
  • MisterWong
  • del.icio.us
  • Technorati
  • BarraPunto
  • StumbleUpon
  • Digg
  • LinkedIn

Leave a Reply

Remember Me

Lost your password?

[x] close