Qué ver en la Alemania industrial

La era industrial se va quedando atrás conforme el Internet de las Cosas comienza a hacerse hueco en lo que será la sociedad del futuro. Los servicios y el comercio, más asequibles y rentables, suelen sustituir una industria que llegó a decidir la potencia económica de un país en comparación con el resto del mundo. Sin embargo, su imponente presencia sigue siendo digna de ser admirada y en Alemania se encuentra con mayor presencia que en la mayoría de países occidentales. Repasamos por ello en este artículo algunas de las zonas industriales de Alemania que sería interesante visitar o, cuanto menos, conocer para poder identificar los factores industriales que convirtieron al país en potencia económica mundial.

La cuenca del Rhur es sin duda el mejor sitio donde empezar la visita de la industria alemana. 4.400 kilómetros cuadrados, cinco millones de habitantes y centro de la industria pesada en Alemania. El acero, el hierro o la hulla son tratados en sus increíbles naves industriales donde algunas empresas como la de Krupp han iniciado aquí su imperio económico mundial. Es aquí donde además se inicia la que desde 1999 ha sido denominada “ruta de la cultura industrial” en Alemania.

Mina de carbón Zollverein en Essen

Mina de carbón Zollverein en Essen

Nada menos que 400 Km para recorrer entre complejos industriales y museos de la talla del Museo del Ferrocarril o Museo de la Minería en Bochum, el Complejo industrial de la mina de carbón de Zollverein en Essen, la planta siderúrgica Henrichshütte en Hattingen o las minas Nachtigall en Witten.

Pero Alemania ofrece en toda su extensión zonas industriales dignas de ser admiradas. Múnich, por ejemplo, es actualmente uno de los destinos preferidos por profesionales extranjeros, dado que es una ciudad comercial con una actividad incomparable. Aquí mismo también se vivió la era industrial de forma destacada y el Deutsches Museum es buena prueba de ello y un destino imprescindible para el turista.

Vista del Deutsches Museum (fuente: wikipedia)

Vista del Deutsches Museum (fuente: wikipedia)

Otro de los sectores industriales que  incluso ha llegado a nuestros días, aunque con un fuerte componente tecnológico ya implantado en cualquier nuevo producto es el del motor. Los coches alemanes destacan por su fiabilidad, sus altas prestaciones y una mecánica que sólo puede ser el resultado de una creación industrial sobresaliente. La fábrica de coches de Stuttgart (sede de Mercedes-Benz y Porsche), el museo de Audi en Ingolstadt o el museo BMW en Múnich, reflejan las creaciones motorizadas más increíbles del pasado y presente de la industria del automóvil en Alemania.

… y estas son sólo algunas sugerencias. Si viajáis a Alemania comprobaréis que en el país el progreso y la industria es toda una cultura.

Share and Enjoy:
  • Print
  • PDF
  • email
  • Google Bookmarks
  • Yahoo! Bookmarks
  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
  • MisterWong
  • del.icio.us
  • Technorati
  • BarraPunto
  • StumbleUpon
  • Digg
  • LinkedIn

Leave a Reply

Remember Me

Lost your password?

[x] close