Teorías sobre la identidad de Shakespeare

Conocido como “el hombre de Stratford Upon Avon” o sencillamente “el Bardo” se le ha considerado uno de los mejores escritores de todos los tiempos. Se trata de William Shakespeare.

O no…

Puede parecer extraño pero la cuestión de la identidad de Shakespeare ha sido muchas veces motivo de debate. Su biografía está llena de lagunas, como el periodo comprendido entre 1580 y 1592 (al que se le llama de “los años perdidos”), apenas existe más documentación sobre el autor que sus propias obras y hay una pregunta que trae de cabeza a muchos expertos, ¿cómo pudo un actor de educación modesta, hijo de un comerciante caído en desgracia, sin vínculos con la nobleza culta, escribir las mejores palabras de la literatura inglesa?

Cualquiera podría pensar, hablando mal, pronto y cruelmente que Shakespeare es un personaje mal construido, irónicamente con menos profundidad que algunos de sus propios héroes. De hecho muchos especialistas piensan que el autor de “Romeo y Julieta” no existió y que su nombre no era más que un pseudónimo que escondía una variedad de curiosos personajes. Os vamos a citar algunos de ellos.

William Shakespeare y Christopher Marlowe

William Shakespeare y Christopher Marlowe

Christopher Marlowe: ¿Quién podría ser Shakespeare sino el autor más famoso de la época? Ilustrado, políglota y astuto es uno de los candidatos favoritos. Su carrera literaria se truncó en 1593, al morir en un duelo. Lo curioso es que la obra de Shakespeare comienza a ser conocida alrededor de 1589. ¿Podría Marlowe haber utilizado un nombre falso para publicar obras más provocativas e “experimentales” y, de paso, haberse convertido en Shakespeare tras haber simulado su muerte para deshacerse de acreedores? Parece algo muy probable, hasta lógico. Por eso es una de las teorías preferidas. Además, si buscáis retratos de Shakespeare y Marlowe veréis que ambos eran muy parecidos físicamente.

Amelia Bassano Lanier y William Shakespeare

Amelia Bassano Lanier y William Shakespeare

Amelia Bassano Lanier: Una curiosa teoría desmonta completamiente nuestra concepción de Shakespeare como inglés, hombre y hasta cristiano. Según el estudioso John Hudson, el Bardo habría sido una mujer italiana de religión judía. A Lanier sólo se le conoce como autora de poesías, pero se han encontrado similitudes entre sus textos y las obras de Shakespeare. Algunos apuntan a que no son más que coincidencias, pero los defensores de esta teoría afirman que tanto su condición de mujer en un mundo exclusivo de hombres (el teatro) como el hecho de pertenecer a una religión tan perseguida como la judía son, paradójicamente, las pruebas de que hubiera elegido firmar sus obras con un nombre tan inglés como Shakespeare.

William Shakespeare y Francis Bacon

William Shakespeare y Francis Bacon

Francis Bacon: Los defensores de esta teoría apuntan que dadas las citas políticas y legales de las obras de Shakespeare no habría mejor candidato que Bacon, jurista, político y distinguido de la corte de Isabel I. Hay semejanzas entre la filosofía de las obras de Bacon y las de Shakespeare. También se cuenta que el mensaje de la obra “La Tempestad” aparece citado en la correspondencia del político y que, siendo tan crítico como era con el gobierno del que – dicho sea de paso- formaba parte, sería el más indicado para escribir obras sobre reyes y cortesanos.

William Shakespeare y Miguel de Cervantes

William Shakespeare y Miguel de Cervantes

Miguel de Cervantes: Sí, habéis leído bien. Hace poco ha surgido esta teoría que afirma que los dos autores más relevantes de la literatura occidental fueron la misma persona. Los partidarios de esta tesis se basan en las semejanzas entre Hamlet y Don Quijote (ambos locos); y entre Sancho Panza y Falstaff (simplones y bufonescos pero certeros). Otras pistas son más “imaginativas.” Cervantes cita como “autor” del manuscrito del Quijote a un tal Cid Hamet Benengeli. Pues bien “Hamet” bien podría ser “Hamlet” y “Benengeli” significar “hijo de Inglaterra”. Si no fuera suficiente con esa prueba está la de Thomas Shelton, traductor al inglés de “Don Quijote” que afirma haber traducido la obra seis años antes de ser publicada; es decir en 1605, el mismo año que se editó en España. ¿De verdad se pueden tener más de 500 páginas traducidas del español al inglés con pocos días de diferencia?

Os invitamos a investigar y a conocer más curiosas teorías. Hay muchas más, incluso una que cuenta que William Shakespeare era un autor teatral y actor de gran talento llamado… William Shakespeare.

Share and Enjoy:
  • Print
  • PDF
  • email
  • Google Bookmarks
  • Yahoo! Bookmarks
  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
  • MisterWong
  • del.icio.us
  • Technorati
  • BarraPunto
  • StumbleUpon
  • Digg
  • LinkedIn

Leave a Reply

Remember Me

Lost your password?

[x] close